© 2016 Reiner Wandler

Caza de brujas a voces disidentes

Amnistía Internacional ha hecho sonar la alarma. Antes lo hicieron distintos abogados y una asociación de jueces. En España aumentan los casos de persecución judicial a artistas. Titiriteros son acusados de “enaltecimiento del terrorismo” por una obra satírica, un cantante de hip hop puede desaparecer durante 20 meses detrás de las rejas por una acusación similar porque bromeaba en twitter y un artista de performance es acusado de “herir sentimientos religiosos” porque protestaba contra la iglesia católica.

“Según los estándares internacionales de derechos humanos, podría tratarse de una detención arbitraria”, llama la atención la sección española de Amnistía en un comunicado. La organización pro Derechos Humanos se indigna ante el caso más reciente y más conocido de la actual ola de represión contra artistas trasgresores. El viernes de carnaval en Madrid dos titiriteros fueron arrestados en mitad de su espectáculo. Los recluyeron – ley antiterrorista en mano – durante 5 días bajo el régimen de prisión preventiva. Su obra satírica “La Bruja y Don Cristóbal” arremete contra propietarios de inmuebles, jueces y policía. Al final de la representación un agente coloca a la bruja una pancarta con el lema “Gora Alka-ETA”. Así le puede acusar de terrorista.

Los “Titiriteros desde Abajo” – este es el nombre del grupo – querían criticar el uso del terrorismo por los conservadores españoles. Quien se manifiesta para rechazar la política de austeridad llevada a cabo por el gobierno del Partido Popular (PP) se ve muy a menudo insultado como simpatizante de ETA. Y también les gusta meter al nuevo partido anti-austeridad Podemos en el mismo saco.

Cuando el 11 de marzo 2004 explotaron varias bombas en los trenes de cercanías de Madrid, el entonces presidente de gobierno José María Aznar (PP) culpó – contra toda evidencia – a ETA de estar detrás de los atentados que resultaron ser obra de una célula islamista. Fue una operación desesperada para desviar la atención, ya que pensaba que le vendría mejor en las elecciones que tendrían lugar pocos días después.

Pues curiosamente la obra que critica todo esto ahora se ha considerado “enaltecimiento del terrorismo” por el juez de instrucción. La prensa de derechas aprovecha el caso para crear un ambiente hostil a la alcaldesa madrileña Manuela Carmena de la lista ciudadana “Ahora Madrid” y para obstaculizar una posible participación de Podemos en el gobierno español.

“Jurídicamente, es muy discutible que estos hechos sean constitutivos de delito”, mantiene Joaquim Bosch de la influyente asociación “Jueces para la Democracia”. No es el único en criticar la reforma del Código Penal de 2015 que se basa en el “Pacto Antiyihadista” de los dos grandes partidos, PP y PSOE. “La ley contiene una definición de enaltecimiento tan amplia y vaga que puede suponer un límite a la libertad de expresión”, expresa Amnistía Internacional.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

César Strawberry – cantante de Def Con Dos.

“Es una locura. ETA ha dejado las armas hace más de cuatro años. Pero hoy día se persigue a más personas que nunca por ‘enaltecimiento del terrorismo’”, denuncia César Strawberry, de 52 años, líder del grupo de hip-hop español más famoso, “Def con Dos”. Sabe de qué está hablando. El fiscal pide para el cantante 20 meses de cárcel, ocho años de inhabilitación absoluta y dos de libertad vigilada. La fiscalía, que depende directamente del gobierno, mantiene así abierto un procedimiento, archivado hace unos meses por falta de indicios, de un hecho delictivo por el juez de instrucción correspondiente.

Strawberry se expresó en twitter con un tono sarcástico, típico en él. Cuando una famosa víctima de un secuestro por parte de ETA fundó un partido de ultraderecha, el cantante comentaba: “Habría que secuestrarle ahora.” En otro mensaje corto hace una enumeración de conocidos fascistas españoles que han muerto a muy avanzada edad: “Si no les das lo que a Carrero Blanco, la longevidad se pone de su lado”, se podía leer. El Almirante Carrero Blanco era la mano derecha del dictador Franco. ETA hizo saltar su coche por los aires en 1973 camino a misa. El régimen perdió al sucesor de un dictador de ya muy avanzada edad.

Pero no sólo quien habla del terror en tono satírico vive peligrosamente. También la religión constituye una línea roja. Eso lo ha tenido que experimentar el artista Abel Azcona. Había recogido 242 hostias consagradas durante sus visitas a misa. Las utilizó para formar la palabra “pederastia” en una exposición en Pamplona. Ahora es acusado de “herir sentimientos religiosos”.

“Quieren generar miedo”, asegura Strawberry, que fue detenido cinco días antes de las elecciones municipales del pasado mayo en una amplia operación policial. Le confiscaron su teléfono. El PP perdió las elecciones en varias ciudades importantes ante las listas ciudadanas apoyadas por Podemos, entre ellas en el Madrid de Strawberry.

El ministro de Interior persigue a los artistas que apoyan este cambio político, apunta Strawberry, antes de recordar quién es el ministro Fernández Díaz. Conservador y ultra-religioso, pertenece a la sociedad católica Opus Dei. Según sus propias palabras tiene un ángel de la guarda con nombre Marcelo que le aconseja ante decisiones difíciles. Fernández Díaz concedió la Medalla de Oro al Mérito Policial a “Nuestra Señora María Santísima del Amor” por su colaboración con las fuerzas de seguridad.

Was bisher geschah: